Solo Dios

Solo Dios

Fue en 1976 que el sacerdote salesiano Ugo de Censi llega al Perú. El obispo de Huari, Dante Frasnelliy, lo designa párroco de la iglesia de Chacas, un pequeño pueblo de la región Áncash, ubicado a 3.400 metros de altura. De Censi se dejó conmover de las necesidades de los campesinos que ahí vivían, sobre todo por las brechas de desigualdad entre los habitantes. La mayoría de ellos abandonaban sus tierras para migrar a grandes ciudades en busca de mayores oportunidades.

Aquel entonces, Chacas pasó por un período de retroceso económico y demográfico debido al cierre de las dos empresas mineras más grandes del lugar. Por tal motivo, el padre Ugo acogió en su casa a los huérfanos y a los más pobres de esta localidad.

En 1978, contrató a un maestro restaurador cusqueño para que recomponga las piezas más dañadas del arte colonial de la iglesia de Chacas. El artesano le comunicó que el trabajo tardaría varios años. Debido a ello, De Censi decidió fundar una pequeña escuela de tallado para que los jóvenes de la localidad ayudaran con la restauración. Maestros expertos llegaron a Chacas desde Italia para enseñar gratuitamente el arte de la madera.

El religioso quedó gratamente sorprendido al notar la habilidad de los niños para el arte. Debido al éxito de este taller, que buscaba capacitar a estos jóvenes para desarrollar una profesión honesta, se fundaron otros centros en diferentes áreas, los cuales que ofrecían diferentes especialidades de trabajo.

Obras que en suma abarcan los territorios más desfavorecidos de la región, y algunos pueblos de Apurímac, Cuzco, Cajamarca y Lima. También se encargó de la reconstrucción del Santuario de Pomallucay, las iglesias de San Luis, Tauca, Yanama, Pallasca, Polloc (Cajamarca) y la catedral de Nuevo Chimbote, obras que por la cantidad y calidad son innumerables de describir.

“Escuela Total” es propiamente el último proyecto que comenzó en vida y es una obra con una infraestructura para el nivel primaria y que fue inaugurado el jueves 11 de julio de 2019, de esta manera se cumplió el último sueño que tuvo en vida el desaparecido sacerdote Ugo de Censi, en favor de los niños y jóvenes más pobres. Como salesiano estaba convencido de la importancia de la obra educativa y por ello jardines de infancia y una escuela que forma para la vida.

“Escuela Total”, se encuentra ubicada en el asentamiento humano “Los Constructores, en el distrito de Nuevo Chimbote”, se ha convertido en una nueva forma de educar a los alumnos desde el nivel inicial hasta los estudios superiores, brindando una formación no solo humanística y científica, sino también moral, espiritual y artística para lograr el desarrollo completo de la persona. La escuela cuenta con espacios para talleres de carpintería, albañilería, tejidos en hijo y lana, y por supuesto, las acostumbradas obras de madera y cerámica.

“La Escuela Total” es una institución privada donde los estudios son completamente gratuitos, incluidos el material escolar, los uniformes y el almuerzo.

La escuela se ha construido gracias a los jóvenes voluntarios del Oratorio de los Andes, quienes trabajaron mucho para conseguir el dinero y levantar la edificación y además; ellos mismos construyeron gratuitamente en el tiempo de sus vacaciones escolares.

“El padre Ugo nos ha dicho que hay que acoger a los niños gratis. Lo más importante es la caridad. Si alguien te regala algo es porque te quiere y eso hemos hecho con los niños”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *