La Naturaleza

La ecología ha llevado a la biología más allá de la fase descriptiva y la conduce al desarrollo de poderosos modelos y técnicas experimentales que nos ayudan a entender los procesos más esenciales de la vida.

Esto, a su vez, nos permite crear y modificar formas vivientes. desvaneciendo la diferencia entre “lo natural” y lo “sintético”,  y planteando cuestiones importantes y difíciles, con repercusiones internacionales sobre los derechos de propiedad  y la determinación de los limites apropiados, si existen, para nuestra “interferencia” con la naturaleza.

Las consecuencias ya son manifiestas en el debate que sostienen los países desarrollados. en torno a procedimientos para patentar formas de vida, el cual puede arrojar nuevas luces sobre como se deberán considerar los recursos naturales de una nación en comercio internacional, en comparación con los materiales que son creados por medios biosintéticos. La diferencia entre estos avances tecnológicos y los que surgieron antes, de la física , es su intima relación con la agricultura y la salud, rubros muy delicados para la política y de gran importancia social. A este respecto, la transferencia tecnológica internacional en asuntos biológicos no consiste en compartir lujos o beneficios de una sociedad consumista,. sino medios de supervivencia. A causa de estas importantes consideraciones humanitarias afectan ( a veces dominan) el desarrollo de la política de transferencia tecnológica. Además, cuando la tecnología avanza choca con normas culturales diferentes, en lo tocante a las aplicaciones de la biología los temas de discusión en las negociaciones sobre comercio e intercambio de tecnología se vuelven más complicados. No obstante el avance tecnológico ayuda a nuestros conocimientos y revoluciona nuestra forma de vida, agilizando y desarrollando nuestros proyectos de vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *